curiositykilledthecat-banner-blog

A la parrilla, sabe mejor

Una de las cosas que más motiva a un diseñador consiste en cambiar la imagen de algo. Yo los llamo proyectos “Ugly Betty”;  y podría decir que son la razón de mi existencia. Sobre todo, cuando el estado del que partimos es un completo desastre. Pero, ¿y si el diseño inicial funciona? No todo iba ser convertir el “Bar Manolo” en un Afterwork con tapas de diseño y Gin tonics con G-Vine. Aquí es donde hay que saber lo que se hace, y más aún cuando se  presenta un cliente como es el rey del fast food, la empresa Burger King.

La famosa cadena de hamburgueserías low cost decidió ofrecer un aspecto mucho más acogedor y renovado, pero siempre sin perder la clientela en el intento. Ya se sabe que muchas veces una imagen demasiado “design” puede ahuyentar a gran parte del público al trasmitir una estética de sitio caro.  Puedo decir que el estudio Outstock  , la empresa encargada de desarrollar el proyecto, ha superado este reto con creces. Pero no es algo que les ha venido de nuevas. Este desenfadado estudio cuenta con proyectos a sus espaldas de la envergadura de Imaginarium, Hatched o Bella Pasta.

En este caso, el equipo sueco se ha inspirado en algo tan entrañable como son las barbacoas al aire libre entre familia y amigos. El olor a carne a la parrilla, la agradable sensación de las comidas de verano al aire libre, o el buen rollo que se respira cuando estamos en confianza, es lo que nos han querido transmitir en este bonito proyecto. Aquí podemos ver su evolución en un simpático brainstorm.

 

¿El resultado? Un espacio que dista mucho de ese  Burger King en el que según entrabas ya querías marcharte. Los chicos de Outstock cambian los colores estridentes por unos mucho más cálidos y naturales; las frías mesas de metal y plástico por unas de madera que nos recuerdan a esos días de campamentos de verano. Donde antes había horribles carteles luminosos ahora hay maceteros a modo de luces puntuales, que logran un ambiente en el que ahora te apetece quedarte para hacer sobremesa. Y todo esto sin quitarle a Burger King ese aire asequible que ha tenido siempre. ¿La pega? Que, por ahora, solo podremos ver el proyecto Garden Grill en Singapur.  El resto de los mortales tendremos que seguir conformándonos con el Burger de toda la vida. Pero oye, por soñar que no quede ¿No? Asiáticos con suerte….ainsss.

 

Creado a las 11:00 el Miércoles 8 febrero 2012